INTRODUCCION

El uso de las tecnologías en todos los ámbitos de la vida actual han contribuído favorablemente al desarrollo de ésta y han mejorado la calidad de vida en todos los habitantes del planeta. No obstante, todo lo que parece ser bueno, no deja de tener su lado “B” o “la otra cara de la moneda”. Me refiero a los peligros que las tecnologías pueden generar en las personas si éstas no se usan adecuadamente. Cuando hablo de tecnologías, no solo hablo de la red internet, sino toda herramienta tecnológica usada en nuestro diario vivir, como es, celulares, máquinas fotográficas, filmadoras, ipod, toda clase de pendrive, etc. Elementos muy usados en estos días y sobre todo en niños y jóvenes.

El siguiente artículo nos da a conocer algunos peligros de la red cómo utilizar las tecnologías adecuadamente.

Peligros en la Red

El Ciberbullying es el  uso que se les entrega a los medios telemáticos, como Internet, celulares o  juegos on-line, para ejercer el  acoso sicológico entre iguales.

NO AL CIBERBULLYING

 El fenómeno del ciberbullying va cobrando, por desgracia, más fuerza en nuestro país, como ya lo hiciera en otras latitudes hace tiempo. No en vano, la Unión Europea, dentro de sus prioridades por una “Internet más segura”, lo cita con nombre propio junto con el grooming (ciberacoso sexual infantil) para el siguiente período 2009-2013.

 

A continuación algunos videos para que tomemos conciencia

TESTIMONIOS DE BULLYING

Principales retos de las redes sociales: privacidad y convivencia.

ilustración adolescente redes socialesLas redes sociales no han incorporado nuevos riesgos a quienes usamos Internet puesto que ésta ya era una Red Social. Sin embargo, sí se pueden destacar dos aportaciones de relevancia por parte de estos contextos online que pueden comprometer nuestro bienestar.

  1. Pérdida de privacidad.
    Es un hecho constatado que las redes sociales, en cuanto que giran en torno a personas identificadas e identificables, han puesto en compromiso la privacidad de quienes las usamos. La merma de privacidad es un daño en sí mismo, efectivamente, una pérdida. Supone además un factor de riesgo o catalizador en otras circunstancias desagradables puesto que cuanto más se sepa de una persona, sin duda, más vulnerable es: pensemos en el acoso de un pederasta, en un caso de ciberbullying o en un traumático fin de una relación personal.
    Por otro lado, un efecto derivado y poco deseable relacionado con la pérdida de privacidad es una conformación de la identidad digital más compleja, compuesta de más informaciones, y más diferida, en tanto que depende en mayor medida de lo que las demás personas refieran respecto de uno.
  2. Mayor exigencia para la ciberconvivencia.
    Las redes sociales, suelo decir, son las “verbenas de Internet”. Disfrutamos pero todos estamos más juntos, rozamos más, incluso nos damos codazos o empujones sin pretenderlo, tropezando unos con otros. Esto genera, como en las verbenas, más amoríos y más peleas. El nivel de exigencia para la convivencia es elevado en las redes sociales porque, efectivamente, nos “socializan”, en muchas ocasiones de forma abusiva y sin que lo percibamos.

¿Cómo proteger la privacidad en las redes sociales? Seis claves para ayudar a los adolescentes.

La protección de la privacidad en general y en las redes sociales en particular debe ser un tema relevante en la formación de los menores que, según los estudios, desde los once años comienzan a coquetear con estos entornos. Para ello, se detallan seis acciones son las líneas a incentivar, las competencias y actitudes que en ellos debemos ser capaces de estimular:

1. Conocer y configurar de manera detallada las opciones de privacidad.

2. Identificar las funciones y los efectos de cada acción.
3. Proteger los datos personales.
4. Proteger personalmente los datos.
5. Mantener una actitud proactiva en la defensa de los datos
propios.
6. Evaluar las actitudes y condiciones de privacidad de los
contactos
Los contactos, a quienes las redes sociales llaman “amigos”, son un factor clave en relación a la propia privacidad. Sin embargo, es sabido que los adolescentes pueden sumar con facilidad varios cientos de amigos que tendrán criterios al respecto desconocidos y dispares. Al margen de su actitud, más o menos considerada, es importante conocer las condiciones en las que usan las redes sociales. Estas condiciones hacen referencia a sus conocimientos y competencias y, en relación con éstas, a sus configuraciones de privacidad. Así, un contacto que pudiera ser considerado y respetuoso puede afectar de manera involuntaria nuestra privacidad con una configuración y/o acción inadecuada.
By Hernán Morales